Proyecto Venezia Cap. V. Cocina abierta al salón.
28/01/2018
Proyecto Venezia: Cap. VI. Recibidor / Hall
28/02/2018

Lámina de Febrero

Febrero es un mes que me gusta.

Es un mes frío, de puesta a punto, el mes del amor, de soñar con cupido y de retomar los buenos propósitos que en año nuevo nos pusimos como metas y que entre fiestas como reyes y el “este lunes me pongo” al final llega “el día 1 me apunto”.

Y el día 1 de Febrero llega, una servidora cumple años ese día, y todos mis propósitos de Enero comienzan con él. Y es entonces, mas que nunca, cuando tiro de esas frases que me motivan, las que tengo presentes en mi día a día, pero sobre todo cuando tengo un propósito en mente, una idea o un proyecto, intento tenerlas más a la vista que nunca.

La frase de la lámina del mes pasado os encantó.

Fuisteis muchas las que me mandasteis vuestra lámina enmarcada y colocada en vuestro rincón preferido, y también muchas las que me dijisteis que era una frase que os repetíais siempre ante una adversidad.

Y de vuestra satisfacción nace la lámina de este mes, otra frase presente en mi vida, el consejo que siempre me he dado y he dado a cada persona que ha venido a mí con miedos o dudas ante la duda de hacer algo que le apasiona pero que no se atreve.

“Sí. Hazlo. Arriésgate. Esa es siempre la respuesta.”

Y es que chicas, que es la vida sin riesgo? Que es la vida con miedos? Que es la vida con límites?

Si estás leyendo esto y “casualmente” estás pensando en poner en marcha algún proyecto (aunque ya sabes que la casualidad no existe) y estás dudando, no lo hagas, no dudes, los miedos que sientes no existen.

Piensa que es lo peor que te podría pasar y asúmelo, y entonces, hazlo, lánzate.

Y una vez asumido lo malo, focalízate en lo bueno, en todo lo bueno que te puede llegar a pasar y no lo sueltes, porque sólo persiguiendo ese camino harás que pase.

Ya nos contaba El Principito, que “caminando en línea recta, uno no puede llegar muy lejos.”

 

Que los sueños se cumplen chicas, y que están para eso! Y nosotras estamos para comernos el mundo!

Así que ante esto, comparto esta frase contigo, porque aquí estamos para apostar, estamos para arriesgar y estamos para lanzarnos, porque tenemos límites, sí, pero límites en plan: no podemos volar porque no tenemos alas, cosa obvia, pero no hay límites para soñar, así que si tienes un sueño que te quita el sueño, la respuesta siempre es Sí, Hazlo.

Porque somos reales, porque aquí estás para vivir, y sólo vas a vivir si realmente haces lo que quieres hacer.

Vive sin miedos, vive sin límites y hazlo.

Si lo haces, en ningún caso perderás, ya que si todo sale bien, que saldrá, habrás ganado, y si no sale bien, habrás aprendido.

Así que esta lámina es para ti, valiente y luchadora, que sin dudas y sin miedos, persigues tus sueños, y te dices a ti misma que puedes, y por si alguna vez se te olvida, te dejo esta lámina para que te lo recuerdes.

No me puedo despedir sin dar las gracias a todas  las que estáis ahí día tras día, a ti, que estás al otro lado de la pantalla, dedicándome tu tiempo, muchas gracias por tu apoyo, muchas gracias porque sin tí, estaría escribiendo a la nada.

Y si con estas palabras y la frase de este mes, consigo ayudar aunque sólo sea a una mujer que necesite ese empuje y esa confianza, y salir de la duda, me doy por satisfecha.

Y ahora, ya si que me despedido, sigo viendo Los Goya, viendo como mujeres hacen sus sueños realidad,  y te leo en comentarios, vale?

 

Y a ti hombre, que has leído esto, también te doy las gracias, pero permíteme que hable en femenino esta vez, y no te ofendas, ya que el masculino está muy generalizado y nosotras no nos ofendemos nunca!

Quiero saber tu opinión y te pido el favor de que compartas este post en todas tus redes sociales para que llegue mucha gente y ayudes a otros a cumplir sueños.

Que el lema sea ese!

Un abrazo enorme,

Ana.

Fotografías sacadas de Pinterest y Tumblr para montaje fotográfico de la lámina.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.